Empleo y Empleabilidad

Director: Alejandro Enrique

Mini Bio Alejandro Enrique:

Soy bonaerense de nacimiento y misionero por adopción, allí pasé mis años formativos cuando a los 5 años, en 1975, nos fuimos con mis padres a vivir a Posadas. Una vez finalizado el servicio militar empecé a estudiar en la UBA, donde hice Relaciones del Trabajo y la maestría en Ciencias Sociales del Trabajo.

Desde el año 2000, luego de 10 años en el sector privado, me desempeño en el sector público, alternativamente como agente, funcionario y consultor. Me ha tocado coordinar e integrar equipos multidisciplinarios en las áreas de trabajo, empleo, capacitación, extensión universitaria,  desarrollo local y economía social.

En todo este tiempo he ocupado posiciones de responsabilidad a cargo de programas y proyectos y también como Secretario y Subsecretario de Facultad en el área de extensión universitaria.  En paralelo he podido desarrollar mi pasión por la enseñanza y la investigación en mis áreas de especialidad no solo en la UBA sino también en diversas facultades regionales de la Universidad Tecnológica Nacional, la Universidad Provincial de Ezeiza, la Universidad Nacional de Rosario y en la Universidad Nacional de Rafaela donde me tocó ser parte del equipo que creó y puso en marcha la carrera de Relaciones del Trabajo.

Desde el año 2015 participo como Coordinador del Voluntariado de Trabajo e Inclusión que forma parte del  Programa CBC + Vos. Esta experiencia se articula con las actividades en el marco de la Cátedra Vedia de la materia Trabajo y Sociedad del CBC y se orienta a fortalecer la vinculación con el mercado de trabajo de jóvenes en condiciones de vulnerabilidad. también desde el mismo año soy Sub director Ejecutivo del Observatorio sobre la Diada Educación y Trabajo

Actualmente estoy enfocado en proyectos de alfabetización digital para personas con problemas de inserción laboral. Entiendo que estos temas requieren abordajes multidisciplinarios, en tal sentido entiendo que  CRECIDES es el ámbito apropiado para su abordaje

RESUMEN y DISPARADORES
Empleo, jóvenes y tecnología
Servicio de búsqueda y selección.
Programa de inserción sociolaboral para jóvenes socialmente desfavorecidos

¿Cuáles son los aspectos críticos de un Programa de Empleo Juvenil?

  • Educativos. Déficit de competencias básicas (lectoescritura, cálculo, etc.) y específicas (uso de tecnología transversal).
  • Laborales. Acceso a oficios con demanda real; acceso a oportunidades de empleo; permanencia en el empleo para adquirir experiencia, consolidar competencias laborales y fortalecer su capital social.
  • Sociales. Orientación y acompañamiento para: definir su plan personal de empleo, ejecutarlo, ajustarlo y sostenerlo. 

¿Por qué no dan los resultados esperados los esfuerzos estatales –y privados- en materia de empleo juvenil?

  • Porque cada joven es diferente y tiene problemas y características específicos. Los programas masificantes no dan buenos resultados, paradójicamente quienes mejor los aprovechan son los que menos los necesitan, ello no significa que haya que renunciar a la escala, sino que se debe cambiar el enfoque. Se debe ir hacia proyectos específicos, gobernables que luego se implementan a escala y cuya unidad de medida es el grupo de 15 – 20 jóvenes que recibe apoyo desde el programa.
  • Aunque cada joven es diferente hay pasos y etapas que deben resolverse en todos los casos: diagnóstico, orientación, plan personal de empleo, formación, inserción laboral, adquisición de experiencia y consolidación en el mercado de trabajo. El actor clave en este caso es el asesor laboral (Operador de Empleo). Cada operador puede acompañar a un promedio de 12/15 jóvenes.
  • Cada joven debe definir, al principio con apoyo del operador, un itinerario formativo. En el caso de CABA existe oferta suficiente de formación, lo que falla en esta etapa es la elección de los recorridos formativos adecuados, la terminalidad de estudios y la calidad de los aprendizajes, aquí es clave nuevamente el rol del operador.
  • La inserción, permanencia y consolidación en el mercado de trabajo es el eslabón fundamental del proceso. Si se garantiza una experiencia laboral específica para cada joven se incrementa sustantivamente la probabilidad de integración al mercado de trabajo del mismo. Además del operador, la clave es la articulación con las empresas, quienes a través de estímulos económicos y no económicos (RSE) brindan la oportunidad a los jóvenes en el marco de su agenda de Compromiso Social.